Mujeres innovadoras de la historia en el Día Mundial de la Propiedad Intelectual

Hoy, hace 38 años, entró en vigor el Convenio de la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual). Y desde entonces, cada 26 de abril, celebramos esta fecha como el Día Mundial de la Propiedad Intelectual. Cumpliendo con la costumbre de dar protagonismo a una causa concreta, esta vez se ha elegido el del papel de las mujeres como precursoras de la innovación y la creatividad.

Nosotros nos unimos a esta cita y, en lugar de echar una mirada al futuro, nos hemos decantado por mirar hacia atrás y recordar el papel de mujeres innovadoras de la historia que no tuvieron en su momento todo el protagonismo que deberían. Algunas te sonarán y otras…puede que las estés descubriendo ahora mismo.

Ada Lovelace (1815-1852). La primera programadora de la historia de la informática.
Esta matemática y escritora inglesa es reconocida sobre todo por su estudio de la máquina calculadora mecánica, también llamada máquina analítica. Siendo ayudante del matemático Charles Babbage, llegó a inventar una notación que permitía describir algoritmos en la máquina de Babbage y, en consecuencia, crear el primer lenguaje de programación.

Siempre que tenía que firmar utilizaba sus iniciales para evitar que no censurasen su trabajo por ser mujer. Un año después de su muerte, el Departamento de Defensa de EEUU desarrolló un lenguaje de programación que bautizó como “ADA”.

Hedy Lamarr (1904-2000). Precursora de las redes inalámbricas.
Hedy Lamarr no solo era un icono del cine de Hollywood de los años 30 y 40. También tenía una mente brillante para idear soluciones. Una de ellas tuvo su fruto durante la II Guerra Mundial, cuando empezó a interesarse por temas de defensa nacional al hundirse un barco lleno de refugiados por el ataque de un submarino alemán.

Creó así una patente para la transmisión de mensajes a través de la radio con frecuencias distintas, en la que los tiempos de transmisión eran muy cortos y estaban espaciados de forma irregular para que fuera muy difícil reconstruir el mensaje.

Helen Free (1913). Tiras reactivas para el análisis de la glucosa.
La figura de esta norteamericana fue fundamental en el ámbito de la química, desarrollando tiras reactivas colorimétricas para analizar rápidamente niveles de glucosa en la orina. Los pacientes podían controlar ellos mismos y de una forma muy sencilla su diabetes.

Gertrude B. Elion (1918-1999). Una leyenda de la farmacología.
El papel de Elion, bioquímica y farmacóloga estadounidense, fue muy importante en la lucha contra la leucemia gracias a la invención del primer tratamiento para erradicarla, 6-mercaptopurina. Pero no solo eso, con su trabajo también contribuyó a obtener medicinas que se utilizarían para curar la gota gorda, la malaria o el virus del herpes. En 1988 recibió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina por los «descubrimientos de los principios clave sobre el desarrollo y el tratamiento de medicamentos».​

Cualquier excusa es buena para recordar a mujeres innovadoras de la historia, llenas de talento e ingenio que pertenecieron a otra época pero, que de alguna forma u otra, han hecho posible que sus ideas sigan brillando a día de hoy.

Recommended Posts
Contacto

Envíanos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo.